7 razones por las que México está listo para convertirse en el líder mundial de iniciativas de agricultura móvil

agosto 11, 2016

Por José L Amaya y Nicolas Demeilliers

 

Los proyectos de “agricultura móvil” pueden incrementar los ingresos y la productividad de los productores en forma significativa. Sin embargo, al comparar a México con otros países en desarrollo, pareciera que estas iniciativas han eludido a ese país. Según el Deployment Tracker del programa de agricultura móvil de la GSMA (el cual monitorea productos y servicios que emplean dispositivos móviles en la agricultura en los países en desarrollo), México ha tenido sólo dos proyectos de esta naturaleza: el MásAgro Móvil y el DigitalIC, el cual ya no se encuentra en operación. Esoko México tiene la firme convicción de que los proyectos para agricultura móvil ayudan a los productores a mejorar su calidad de vida y que México debe ser líder mundial en este tipo de actividades. Las principales razones son las siguientes:

1. Las necesidades de los agricultores mexicanos son inmensas

De los 5.3 millones de productores que viven en México, 3.9 millones tienen un ingreso inferior a los USD $1,000 anuales. El 61% vive en situación de pobreza [1]. A pesar de los esfuerzos e inversiones en zonas rurales que ha realizado el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México (SAGARPA), la reducción de la pobreza entre los años 2003 y 2013 fue marginal y, aunque el presupuesto para las zonas rurales aumentó un 170%, la pobreza sólo se redujo en un 4% [2].

Al igual que en muchos otros países en desarrollo, la falta de conexión con mercados, la baja productividad y el limitado acceso a fuentes de financiamiento son tres motivos por los que la agricultura mexicana no es más competitiva y los ingresos de los productores son bajos. La falta de acceso a información clave (como precios de mercado, ubicación de compradores, pronósticos meteorológicos confiables, conocimientos útiles como mejores prácticas para cultivos, eliminación de plagas, etc.), son algunas de causas de la situación de pobreza en la que se encuentran estos productores.

2. Reconocimiento, a todo nivel, de que los agricultores necesitan acceso a información y conocimientos de buena calidad

Según SAGARPA, “el conocimiento, la investigación y el desarrollo tecnológico no se han traducido plenamente en innovaciones para aumentar la productividad del sector agroalimentario porque no se vinculan de manera efectiva con las demandas y necesidades de los productores. […] El reto es impulsar el desarrollo de programas y proyectos viables con alto impacto social, que estimulen las capacidades productivas y creativas de las mujeres y los hombres del campo permitiendo así sumar esfuerzos en favor de quienes enfrentan pobreza extrema y carencia alimentaria severa”[3]. 

3. ¡El impacto de los proyectos de agricultura móvil ha quedado demostrado!

En un mundo cada vez más conectado, los agricultores mexicanos deberían tener acceso a información y conocimientos esenciales para su vida. El acceso a información en forma oportuna podría ayudarles a vender sus productos a precios más altos, encontrar nuevos compradores, saber cuándo se presentarán lluvias u obtener un pequeño préstamo. Tener conocimiento también significa tener acceso a datos sobre nuevas técnicas de cultivo que incrementen su nivel de productividad y mejoren la calidad de sus productos – y también que los ayuden a salir de la situación de pobreza.

Una iniciativa móvil para agricultura que se implemente de manera correcta, como es el caso de Esoko, puede aumentar los ingresos de un agricultor en un 9% [4] y su productividad en un 11% [5] ¡aún con teléfonos celulares básicos! Desde hace más de 8 años, el trabajo de Esoko en África ha estado focalizado en mejorar la calidad de vida de los agricultores mediante el envío a sus teléfonos celulares de precios de mercado, alertas meteorológicas y mejores prácticas agrícolas, entre otros datos, a través de mensajes de texto y de centros de llamadas. ¿Mensajes de texto? ¿Centros de llamadas? Exactamente. Aunque ninguno de estos métodos son lo último en tecnología, funcionan perfectamente en zonas rurales cuando se los utiliza para difundir contenido de buena calidad.

4. Buenas conexiones “básicas” en zonas rurales

Se podría decir que, si los agricultores no tienen acceso a información y conocimiento, es porque están desconectados de estas fuentes de información. Aunque esto puede ser cierto respecto de otras regiones del mundo, en el caso particular de México, el 60% de las personas que viven en zonas rurales tienen acceso a un teléfono móvil [6], la mayoría de los cuáles son básicos.

Es posible que sea demasiado temprano para implementar una iniciativa de agricultura móvil en este país. Según el reporte de la GSMA “Country Overview México – El móvil empujando el crecimiento, la innovación y atrayendo nuevas oportunidades, a finales del año 2015, el 36% de la población mexicana contaba con una suscripción a servicios de banda ancha móvil (3G y superiores), un importante aumento cuando se lo compara con el 7% en 2010. Unos 6 millones personas todavía no tienen cobertura de red de banda ancha móvil, la mayoría de las cuales se encuentran en áreas remotas o pobres.

Sin embargo, el tema más importante es que el 59% de la población (o más de 70 millones de personas) cuentan con cobertura de red de banda ancha móvil, pero no con una suscripción a la misma. Por lo general, estos mexicanos pertenecen a los grupos de ingresos más bajos, para quienes la asequibilidad sigue siendo un impedimento, a pesar de que la falta de aptitudes digitales y la ausencia de contenidos localmente relevantes son consideradas las principales barreras para la inclusión digital. Los proyectos de agricultura móvil pueden ayudar a cerrar esta brecha; Un enfoque en tecnologías para proyectos de agricultura móvil para zonas rurales (como centros de llamadas, mensajes de texto, sistemas interactivos de voz) deberían priorizarse, ya que permiten a los agricultores aprovechar los beneficios ofrecidos por la conectividad móvil.

5. Alta alfabetización

México tiene una tasa de alfabetización del 93% [7]. La mayoría de los mexicanos habla y lee el español, lo cual favorece la implementación de proyectos de agricultura móvil basados en el envío de mensajes de texto a nivel nacional. Sin embargo, para los que no pueden leer bien, o sólo hablan alguna de las 68 lenguas indígenas existentes en México, se pueden implementar soluciones a través de sistemas interactivos de voz y centros de llamadas que estén diseñadas a su medida, tal como lo hizo Esoko en África.

6. Disponibilidad de investigación de buena calidad para el desarrollo de contenido

México es uno de los países con mayor diversidad en cuanto a clima y ecosistemas; ha sido reconocido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como uno de los 17 países megadiversos. Esta diversidad puede ser percibida como un reto al momento de desarrollar contenidos precisos y de buena calidad para los agricultores de todo el país. Por otro lado, México tiene el privilegio de contar con algunas de las universidades y centros de investigación de mayor renombre, como la Universidad Autónoma de Chapingo o el CIMMYT, quienes pueden contribuir en la elaboración de contenidos de alta calidad para los agricultores.

7. Una incipiente y activa comunidad de “TICs para el agro”

Tanto la iniciativa de MásAgro como la de DigitallCS han demostrado que se pueden desarrollar aplicaciones de agricultura móvil en México. Al observar más detenidamente los ecosistemas de tecnología y agricultura del país, se encuentran otras tantas iniciativas relacionadas con las tecnologías de información y comunicación (TICs) que surgieron para proporcionar información y conocimiento de buena calidad a los agricultores. Por ejemplo, la iniciativa SI-Agro, creada por CompuCampo, es un servicio geográfico de alta gama, basado en la nube, que provee información agraria utilizada para la captura, procesamiento y análisis de información técnica y económica a nivel de parcelas. Asimismo, la SAGARPA y la Secretaría de Economía establecieron un número de teléfono para que los agricultores tengan acceso a precios de mercado. Recientemente, SAGARPA también lanzó tres aplicaciones móviles (apps) compatibles con teléfonos inteligentes (smartphones) para los productores agropecuarios: Sagarpa Apoyos, Sagarpa Productos y Sagarpa Mercados, cuyos objetivos son conectar a los productores con los compradores, ayudar a los primeros con sus cosechas y proporcionar información sobre los apoyos de la SAGARPA. Asimismo, la plataforma que Esoko utiliza en África fue lanzada en México en el 2015 bajo la marca “Esoko México” a fin de proporcionar contenido de alto valor a los productores mexicanos mediante mensajes de texto (SMS), centro de atención a llamadas (call center) y una aplicación móvil (app). Además, Esoko es hoy la plataforma tecnológica que conecta a la solución MásAgro Móvil con los agricultores. Y hay muchos otros actores, tales como MaxiTerra, Globalmet, SIAFESON y SIAFEG, que tienen por objetivo mejorar la calidad de vida de los agricultores mexicanos utilizando contenidos y tecnologías de alta calidad.

Las necesidades de los agricultores son inmensas y el impacto positivo que tienen las soluciones de agricultura móvil ha quedado comprobado. Aun a pesar de las barreras y los desafíos, el entorno es cada vez más propicio para el despliegue de aplicaciones de agricultura móvil en México. No podemos esperar que las condiciones mejoren por sí solas para desarrollar contenido y soluciones de TICs de alta calidad para los agricultores mexicanos; la colaboración entre actores actuales y futuros es clave para mejorar la calidad de vida de los agricultores. En Esoko México estamos dispuestos a encabezar estos esfuerzos.

[1] Fuente: SAGARPA: Diagnóstico del sector rural y pesquero de México 2012
[2] Fuente: subsidiosalcampo.org.mx
[3] Fuente: Traducción de SAGARPA: Diagnóstico del sector rural y pesquero de México 2012
[4] Fuente: Hildebrandt et al. (Marzo 2016), “Price Information: Inter-village networks, and bargaining spillovers”: Experimental Evidence from Ghana
[5] Fuente: Kremer et al. (Marzo 2014), Harnessing ICT to Increase Agricultural Production: Evidence From Kenya
[6] Fuente: Elaborada con información del INEGI en base a la ENIGH, 2014
[7] Fuente: http://data.worldbank.org/indicator/SE.ADT.LITR.ZS

 

Back
Subpages Events and Social links
 
Subpages right column – ES