Celulares robados en Latinoamérica: el ejemplo de Costa Rica y la necesidad de coordinación entre operadoras

Asesorado técnicamente por la GSMA y en el marco de la regulación de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), Costa Rica se convirtió en el primer país de América Latina en conectar a todas sus operadoras a la base de IMEIs de la Asociación para compartir información de celulares robados.

ICE, Tuyo Móvil, Móvistar, Fullmóvil y Claro comenzarán a intercambiar en una única base de datos la información de cada número telefónico y el código IMEI para bloquear los dispositivos reportados como robados en Costa Rica y a nivel internacional con 800 operadores en 219 países. “Esta lista o base de datos se actualizará cada 24 horas y el usuario que sea afectado, tendrá que reportarlo como robado o extraviado con el operador que se encargará de reportar el IMEI del celular a la GSMA. De esta forma, esperamos que disminuya el robo de celulares y del mercado negro telefónico, explicó George Miley, miembro del Consejo de SUTEL.

Pero este Memorando de Entendimiento que firmaron los 5 operadores móviles de Costa Rica no sólo es un gran avance para el país centroamericano sino que significa un hito para todo Latinoamérica en la lucha contra uno de los delitos que más crecen en la región. “El robo de celulares ha aumentado significativamente en los últimos años y los teléfonos móviles son más atractivos para los delincuentes. Cada celular robado causa sufrimiento, posible violencia y consecuencias psicológicas”, afirmó James Moran, Director de Seguridad de GSMA y expresó sus deseos de que la iniciativa de Costa Rica “sirva como ejemplo y modelo para el resto de la región y que veamos desarrollos similares en otros países en el futuro cercano”.

El experto de Seguridad de la GSMA recomienda que la industria móvil y los gobiernos trabajen de forma conjunta para introducir medidas de prevención efectivas y apoyar un programa coordinado país por país:

  • Legislación local para prohibir específicamente el cambio de IMEIs y la importación de dispositivos falsos.
  • Aumento de medidas de seguridad contra ladrones, traficantes y distribuidores de dispositivos robados.
  • Mejora de los niveles de seguridad en terminales para proporcionar un IMEI más robusto que es menos vulnerable al cambio.
  • Despliegue de bases de datos (EIR) por parte de los operadores para añadir a la lista negra los teléfonos robados en las redes locales.
  • Acuerdos entre operadoras para compartir la información de la lista negra de dispositivos robados a través de las redes.

La solución de la GSMA, que no tiene costo para sus miembros, es una medida fundamental para combatir este tipo de crimen de alcance internacional ya que los celulares reportados como robados no se podrán activar en otros países que hayan suscrito a acuerdos similares. La falta de intercambio de datos entre operadores permite que los celulares robados puedan migrar de un país a otro por lo cual compartir los IMEIs entre operadoras de distintos países de la región permitirá una reducción sustancial en el robo de terminales previniendo el desarrollo del contrabando de terminales en la región.

“La lucha contra el fraude en la telefonía móvil y las diferentes medidas para combatir el robo de terminales son desafíos fundamentales para las operadoras de la región que deben encarar de forma conjunta. Por ello, es crucial el rol de la GSMA Latin America para que podamos trabajar a partir de un análisis de riesgos que tenga que ver con la realidad de la región; creando un ámbito de debate y de intercambio de información, herramientas imprescindibles para la prevención del fraude”, aseguró Diego Bassanelli, Gerente de Fraude de Telecom Personal Argentina.

El ejecutivo es miembro del Grupo de Trabajo de Seguridad y Fraude (SEGF) de GSMA Latin America, y resumió los objetivos del grupo: “Queremos lograr el intercambio de información de terminales siniestrados a nivel Regional, para lo cual es imprescindible que todos los operadores compartamos dicha información, a fin de poder bloquear el uso de los equipos robados en toda la región de América Latina. De la fluidez e intercambio continuo surgirá el éxito de esta implementación. Ahora bien, pensar que sólo el bloqueo de terminales siniestrados es suficiente sería un error. El gran desafío que tenemos por delante es poder crear, no sólo la Banda Negativa Regional (IMEI Database), sino también un grupo de Inteligencia de Fraude”.

Los distintos gobiernos de la región están tomando medidas adicionales para reducir los índices de robo de teléfonos y detener la activación de dispositivos móviles robados. Por ejemplo, el gobierno Colombiano inició una estrategia en abril de 2011 para tratar cuestiones legales, tecnológicas y de seguridad relacionadas con el robo de celulares. Una de las iniciativas pretende reformar el código penal con el fin de disuadir la manipulación y reprogramación de dispositivos robados.

Otro caso importante para América Latina es la resolución aprobada durante la reunión del Consejo Permanente Consultivo I (CCPI) de la CITEL en Mar del Plata durante 2011 para la creación de un “Frente Regional contra el Hurto de Equipos Terminales Móviles” (CCP.I/RES. 189 (XIX-11)). Entre las propuestas de esta resolución se destaca:

“Reglamentar el intercambio de las bases de datos negativas a nivel regional y el bloqueo de IMEIs para evitar la activación y uso de celulares robados en otros mercados y contribuyendo al control del tráfico ilegal de equipos entre países de la Región”, y

“Hacer uso de las herramientas y procesos tecnológicos que la Asociación Mundial de Operadores de GSM -GSMA- en asocio con los fabricantes de terminales tienen a disposición y sin costo para los operadores móviles, entre las cuales se encuentra una lista negativa mundial centralizada de todos los equipos con reporte de hurto y extravío “.

Estos ejemplos son solo el punto de partida: la GSMA sigue trabajando para lograr un compromiso regional impulsado por la convicción de que la única forma de aplicar medidas efectivas contra el robo de dispositivos móviles es a través de una coordinación entre todas las operadoras de Latinoamérica.

Recursos

Las operadoras miembro de GSMA que quieran solicitar acceso a la Base de Datos IMEI deben contactarse a imeidb@gsm.org.