Nuevo reporte de la GSMA y la Universidad de Naciones Unidas revela el impacto de los desechos electrónicos en América Latina

Diciembre 1, 2015

ewastelatam2015webspaAmérica Latina produjo el 9% de los residuos electrónicos (e-waste) del mundo[1] durante 2014. Esto equivale a 3.900 kilotones[2] (kt), según los datos del nuevo informe de la GSMA y el Instituto para el Estudio Avanzado de la Sostenibilidad de la Universidad de Naciones Unidas. El estudio titulado “eWaste en América Latina: Análisis estadístico y recomendaciones de política pública”, revela que en los próximos cuatro años el e-waste generado en la región crecerá entre un 5% y un 7% anual, alcanzando casi 4.800kt para 2018.

El reporte identifica los desafíos principales en la gestión de los desechos electrónicos en Latinoamérica, centrándose en particular en las oportunidades para la recolección y el reciclaje de teléfonos móviles. El promedio de e-waste generado en América Latina durante 2014 fue de 6,6kg por persona, de los cuales apenas 29g provienen de teléfonos móviles. Esto equivale a unos 0,3 teléfonos móviles desechados por persona en el año.

Otros hallazgos del estudio incluyen:

  • La cantidad de e-waste está creciendo en todo el mundo, llegando a más de 40.000kt en 2014.
  • Respecto a los teléfonos móviles en particular, casi 189kt fueron desechados en todo el mundo, de los cuales casi 17kt pertenecen a Latinoamérica.
  • Los desechos electrónicos generados por teléfonos móviles representa menos del 0,5 por ciento del peso total del e-waste en el mundo y la misma proporción se repite en Latam.
  • Sólo un pequeño número de países de América Latina cuentan con leyes específicas sobre e-waste. La mayoría están en proceso de desarrollar legislación pero, en paralelo, deberían desarrollarse infraestructuras de reciclaje adecuadas.

La mayor parte de los desechos electrónicos en la región se generan en Brasil y México, que en 2014 produjeron 1.400kt y 1.000kt de e-waste respectivamente debido a sus grandes poblaciones. Los siguen Argentina (292kt), Colombia (252 kt), Venezuela (233 kt), Chile (176 kt) y Perú (147 kt).

infografia ewaste spa web“Más y más gente utiliza dispositivos electrónicos, en particular teléfonos móviles, en su vida cotidiana”, aseguró Sebastián Cabello, Director de la GSMA para América Latina. “Esto no sólo ocurre en países desarrollados, sino también en países en desarrollo y economías emergentes. Aunque los dispositivos móviles sólo contribuyen en un porcentaje pequeño al total de los desechos electrónicos en América Latina, celebramos que los operadores móviles de la región continúen sus esfuerzos voluntarios de gestión de e-waste[3]. Es importante que la industria trabaje en estrecha colaboración con los reguladores para desarrollar un marco legislativo que tenga en cuenta la responsabilidad de los distintos actores de la industria”.

“En el pasado, las estimaciones de e-waste se basaban principalmente en una correlación simple con el producto bruto interno de un país. Los datos actualizados que están presentes en este informe, se obtuvieron utilizando un enfoque de ciclo de vida y ventas, que coincide con las definiciones internacionalmente aceptadas de estadísticas de e-waste en las que hemos estado trabajando en años anteriores con otras agencias de Naciones Unidas y organismos internacionales”, dijo el Profesor Jacob Rhyner Vice Rector de la Universidad de Naciones Unidas. “Esperamos que los puntos de vista de este estudio fomenten el debate sobre el desarrollo de políticas públicas, teniendo en cuenta la perspectiva de la industria y otras partes interesadas.”

El informe recomienda una serie de principios para guiar el desarrollo de políticas públicas sobre desechos electrónicos en América Latina:

  • Desarrollar campañas de concientización a través de las autoridades públicas, con el apoyo de fabricantes, proveedores de servicios, minoristas y municipios, con el fin de educar a los consumidores acerca del rol fundamental que tienen en la cadena de reciclaje.
  • Garantizar acceso fiable a las materias primas para permitir el acceso futuro a metales clave y eficacia en la cadena de reciclaje.
  • Organizar la recolección selectiva de teléfonos móviles como el primer y fundamental paso en la cadena de reciclaje. Sin embargo, los beneficios sociales del reciclado de los residuos electrónicos (especialmente para teléfonos móviles) sólo se pueden lograr si todo el e-waste recolectado se canaliza hacia las mejores opciones de tratamiento.
  • Facilitar la eficiencia en el proceso de recuperación y en todas las etapas de la cadena de reciclaje, algo clave en lo referido a los metales que ampliamente se utilizan en la electrónica moderna.
  • Fomentar el desarrollo de infraestructura gestión y reciclaje y plantas de procesamiento que permitan nuevas oportunidades empresariales en el sector de gestión de residuos y generar nuevas oportunidades de empleo, especialmente en las economías en crecimiento.
  • Reconocer el principio de responsabilidad extendida del productor (REP) mediante un proceso coordinado con fabricantes, importadores, distribuidores, comerciantes y empresas de gestión de e-waste, basado en modelos ambiental y económicamente sostenibles.

El reporte hace un llamamiento a los responsables de políticas públicas a introducir legislaciones que apoyen los esfuerzos de todas las partes interesadas en la cadena de reciclaje de los desechos electrónicos, incluidos los consumidores y la sociedad civil. También alienta la discusión coordinada con todas las partes interesadas en la cadena de reciclaje, con la participación fabricantes, importadores, distribuidores y empresas de recolección y reciclaje de e-waste.

Para acceder al informe, visite: www.gsma.com/latinamerica/ewaste2015.

-FIN-

Notas a los editores
[1] En este documento, “e-waste” se utiliza como término general para incluir todos los electrodomésticos desechados: tanto los equipos electrónicos desechados como aquellos susceptibles de ser reutilizados. La distinción entre equipos destinados a la eliminación o reciclaje y equipos destinados a la reutilización es importante, sobre todo en lo que respecta a las exportaciones, algo que es una cuestión de debate entre las partes firmantes del Convenio de Basilea.

[2] 1 kilotón = 1.000 toneladas

[3] Para saber más sobre las iniciativas voluntarias de gestión de e-waste de los operadores móviles de América Latina, por favor visite: www.gsma.com/latinamerica/es/reporte-gsma-contribucion-operadores-moviles-america-latina-reduccion-basura-electronica.

Back
Subpages Events and Social links
 
Contact GSMA Legal Email Preference Centre Copyright © 2017 GSMA. GSM and the GSM Logo are registered and owned by the GSMA.